Tecnología de autos se aplica en atención al cáncer

Después de ser diagnosticado con cáncer, Mike Butler quedó fascinado del proceso mediante el cual los pacientes son tratados, y vio una oportunidad para introducir prácticas de la industria automotriz y hacer que el proceso dentro del hospital fuera más eficiente.

Mike Butler director de la planta Ford en Colonia, Alemania, y su equipo investigaron y propusieron cambios que ahora están siendo implementados como parte de lo que se espera sea la unidad dedicada al tratamiento contra cáncer más grande de Europa.

Este trabajo conjunto se ha convertido en un flujo bilateral de ideas, ya que el personal del reconocido Centro de Oncología Integrada (COI) de la Universidad de Colonia, uno de los centros líderes contra el cáncer en Alemania, está aportando su experiencia de trabajo con Big Data para apoyar la investigación para futuros vehículos de Ford.

“Pasé cinco años en clínicas de tratamiento contra esta enfermedad y pensé cómo podría hacer la vida de los pacientes más fácil”, mencionó Butler, quien ahora se encuentra en remisión por cáncer de colon.

“Hubo un verdadero momento de ingenio cuando me di cuenta que muchos de los sistemas que aseguran que las plantas automotrices funcionen sin problemas, podrían implementarse al hospital. Ahora existe un intercambio de ideas que está beneficiando a pacientes y que podría también ayudar en la forma en la que nos moveremos en el mañana. Mientras más trabajamos, mayor sinergia podemos encontrar entre el trabajo que realizamos en Ford y los retos que se enfrentan en la investigación del cáncer”.

Fue en el 2008, cuando se le presentaron al personal médico de COI, las tecnologías avanzadas y los procesos eficientes que le permitieron a la Planta de Ford Fiesta en Colonia, Alemania, convertirse en una de las plantas de producción más eficientes del mundo. La colaboración entre Ford y la institución médica floreció a partir de que un equipo de 10 a 15 ingenieros de Ford se reunió con los administradores, pacientes, enfermeras y doctores del hospital.

Con el fin de asegurar que el tratamiento fuera menos estresante y más rápido, basados en las líneas de ensamblaje de la planta se implementaron líneas de colores en las paredes y pisos para facilitar al personal, pacientes y visitantes, encontrar su camino dentro de las instalaciones.

De igual forma, se pusieron pantallas grandes para lograr que la comunicación entre los empleados y los médicos claves, fuera más eficiente.

El equipo también propuso “salas flexibles” con divisiones móviles y estaciones fijas de enfermería. Estas acciones han contribuido a un 30% de mejora en el flujo de pacientes dentro del hospital.

Por su parte, los equipos médicos del hospital están asesorando a Ford en los procesos que usan para desarrollar diferentes propuestas para enfrentar el cáncer. La compañía está aplicando la ideología de pensar “fuera de la caja” en relación a la producción de futuros vehículos y nuevas tecnologías.

“La medicina es una ciencia que está en constante evolución, donde los pequeños cambios impactan de sobremanera la vida de los pacientes”, dijo el Doctor Michael Hallek, director del COI- el cual ha sido ampliamente reconocido como el mejor Centro Oncológico por parte del Centro de Ayuda Alemán contra el Cáncer (German Cancer Aid).

“Con la ayuda de Ford, estamos logrando grandes mejoras que beneficiarán la vida y tratamiento de futuros pacientes en los próximos años. Esperamos que algunos de los métodos que utilizamos en el COI ayuden a Ford a desarrollar lo que podría ser la movilidad en el futuro”.

Deja un comentario