Huertos para autoconsumo en Guanajuato

huertoLos huertos de traspatio para autoconsumo llegaron a Guanajuato en 2011 y desde entonces 45 familias de tres comunidades los aprovechan.

Estos huertos, donde los habitantes en situación de pobreza y marginación siembran hortalizas para el consumo propio y, si es posible, para la venta, llegaron a Guajuato de la mano de Fundación Monsanto que junto con Desarrollo Rural de Guanajuato, A.C. desarrollaron el proyecto “Economía Solidaria Microregional, producción en traspatios para autoconsumo”.

Fundación Monsanto se percató de que esta zona se había convertido en un expulsor natural de migrantes hacia Estados Unidos, quienes buscan mejores condiciones de vida, abandonando sus tierras y comunidades, por lo que implementaron huertos de traspatio para la producción de hortalizas para autoconsumo y eventual comercialización, todo en el marco de una agricultura sostenible.

“En la segunda etapa que recientemente concluyó, se sumaron 20 familias más de comunidades vecinas, con lo cual se conformó una micro región en la que se comparten, insumos, experiencias y conocimientos que enriquecen al propio programa”, explicó Monsanto.

El proyecto consideró la instalación de nueve módulos colectores de agua de lluvia, ubicados estratégicamente en las casas de las familias beneficiarias, con los cuales se garantiza el suministro del vital líquido en los periodos de sequía y se mantiene la producción de alimentos, a pesar de las adversidades climáticas. Así mismo, se proporcionó capacitación técnica y educación social a los beneficiarios, con el objetivo de mantener e intensificar el trabajo agrícola que les ayude a cumplir con sus objetivos y mejorar sus condiciones de vida. Todos estos elementos, dan factibilidad a la iniciativa en un marco de sostenibilidad.

“Nuestro objetivo es claro en este proyecto, colaborar en la atención de necesidades inmediatas y en la mejora de las condiciones económicas de las comunidades rurales del norte de Guanajuato, para que a través de la innovación, las personas tengan una alternativa de desarrollo económico en sitio, permitiéndoles incorporarse a la dinámica de movilidad social. La implementación de estos huertos de traspatio, facilitará a las familias producir hortalizas para autoconsumo y eventualmente, para su comercialización”. Mencionó Jesús Muñoz, líder del área de Desarrollo Tecnológico de Monsanto para Latinoamérica Norte.

La Fundación Monsanto está enfocada al financiamiento de proyectos de desarrollo social en las comunidades donde viven y trabajan sus empleados, distribuidores y clientes. Tiene un enfoque en proyectos sostenibles y de amplio impacto. Las temáticas que maneja están relacionadas con seguridad alimentaria, nutrición y desarrollo rural.

Deja un comentario