¿Una TV o un baño? El dilema en América Latina

Si viviera en una zona rural y tuviera que elegir entre comprar un televisor HD de pantalla plana y tener un baño con inodoro incluido, ¿qué elegiría?

Piénselo bien, porque su salud y la de su familia puede depender de la respuesta.

A pesar de los avances económicos de los últimos años, América Latina sigue enfrentado importantes retos para lograr el desarrollo de toda la región. Uno de los más importantes es el de brindar acceso al saneamiento a toda la población. Se estima que 120 millones de latinoamericanos no tienen un inodoro en condiciones adecuadas.

Es el caso de Carmen Vilca, quien no pierde las esperanzas y confía en que pronto logrará juntar el dinero que necesita para instalar un retrete en su casa ubicada en la localidad de Manchay, en el distrito de Pachacamac, una de las zonas más pobres de Lima, en Perú.

“Por ahora mi familia hace las necesidades al aire libre. No resulta agradable, el olor que desprenden los desperdicios es muy fuerte y no podemos comer o dormir tranquilos”, dice esta madre soltera, que hace lo posible por mantener a sus dos hijos con un ingreso de apenas cien dólares al mes. El elevado costo que supone la construcción de un baño, así como la falta de financiamiento, hace que para muchas familias tener un inodoro resulte casi imposible.

Benita Quispe, otra ama de casa de Manchay comenzó a construir hace 10 años su vivienda sin la ayuda de nadie. “Pero como los bancos no me ofrecían financiamiento, ya que no tengo familia ni empleo estable, recién hace cuatro años logré instalar un pequeño baño en el pasadizo de mi casa”, cuenta.

Pero el financiamiento no es la única barrera. La instalación de un inodoro tiene un alto grado de complejidad, a diferencia de un celular o un televisor, los inodoros no se pueden comprar listos para usar ni tienen una línea de orientación al consumidor.

banioEn consecuencia, no resulta extraña la preferencia por electrodomésticos, televisores o celulares. “En Manchay muchas personas tienen celular con internet, pero no hacen nada por comprar un inodoro”, asegura Quispe. Esta no es una realidad ajena a otras regiones del mundo. A nivel global las suscripciones móviles superan los seis mil millones mientras que solo 4.500 millones de personas tienen acceso a un baño limpio.

*Artículo elaborado por el Banco Mundial

Deja un comentario