Estufas sin humo, labor de Grupo Toronjil en Guerrero

Las cocinas de leña son muy comunes en zonas de bajos recursos económicos, ese es el caso del área montañosa de Guerrero, donde Grupo Toronjil ha dado apoyo a 50 familias con estufas tipo Patsari.

Un total de 50 jóvenes ayudaron a la instalación de 20 estufas en Atlixtac; 15 en Tlatlauquitepec y 15 en Tejocotitlán, municipios del estado de Guerrero.

Estufa tipo Patsari

Estufa tipo Patsari

“Este tipo de estufas está diseñada para que en las cocinas no haya humo, ya que están cubiertas y tienen un tubo que pasa a través del techo de las casas, por lo que proporciona un escape. Así no hay problema de que la falte aire limpio.Ese es el problema de muchas comunidades rurales, que están cocinando y está el humo dentro de la casa, los niños tosiendo a causa de este contaminante, el beneficio de esta estufa es evitar todo esto y ayudar a las personas a que tengan menos enfermedades cancerígenas”, dijo Verónica Wences, presidenta de Grupo Toronjil.

Los fogones del leña causan enfermedades como cataratas, problemas respiratorio y de espalda son normales en las mujeres, además de que requieren una mayor cantidad de leña, lo que contribuye a la deforestación y contaminación, explicó la organización.

El proyecto Capacitación para Jóvenes en la Construcción de Estufas Tipo Patsari, que se realizó dentro de la convocatoria Pro-juventudes: Proyectos y Acciones en Pro del Desarrollo Juventud (PJ), perteneciente al Programa de Coinversión Social (PCS) 2014, operado por el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), en coinversión con el Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve); sumó a jóvenes de los municipios de  Atlixtac, Tlatlauquitepec y Tejocotitlán en Guerrero, que trabajan con Grupo Toronjil.

“Además de contribuir en materia de salud y medio ambiente de la comunidad, por medio del empleo de estas estufas en los hogares, Grupo Toronjil buscó otorgar un beneficio a las y los jóvenes de Atlixtac al capacitarlos en la construcción de estos instrumentos. De este modo pudieron ayudar a sus familias, a la vez que trabajaban y desarrollaban sus capacidades”,indicó Toronjil.

Para Rodrigo Guzmán, beneficiario de la organización, “es una experiencia muy bonita el ver cómo mejora la vida de las personas a quienes se les instala la estufa”.

 

 

Deja un comentario