Con 55 pesos vuelas “verde”: Aeroméxico

En 2013, Aeroméxico lanzó el programa “Vuela Verde” con el que apoya la conservación de la Selva Maya.

Este programa consiste en que los pasajeros donen de manera voluntaria 55 pesos con lo que Aeroméxico revierte el efecto de las emisiones de bióxido de carbono (CO2) causadas por los vuelos de sus aeronaves y lo transforma en oxígeno limpio.

Este proyecto lo realiza Aeroméxico junto con la Asociación Civil Beta Diversidad, quien administrará los recursos y operará las acciones en campo.

Los pasajeros que decidan compensar sus emisiones estarán contribuyendo a la conservación y restauración de la biodiversidad de la Selva Maya, así como al desarrollo sustentable en la comunidad de Nuevo Becal, Campeche con acciones como:

  • Mejorar la alimentación de las familias mediante el establecimiento de huertos familiares.
  • Disminuir la cantidad de leña utilizada para usos domésticos mediante la instalación de estufas ahorradoras de leña y biodigestores.
  • Mejorar el abasto de agua potable a las comunidades mediante el desarrollo y construcción de sistemas de captación y almacenamiento de agua de lluvia.
  • Disminuir la presión sobre los recursos naturales mediante actividades de sensibilización y educación ambiental.
  • Disminuir la contaminación de cuerpos de agua mediante la instalación de sistemas de tratamiento en viviendas de la comunidad.
  • Desarrollar opciones de generación de ingresos por medio de la explotación sustentable de los recursos y el desarrollo de proyectos productivos.

¿Cómo funciona Vuela Verde?

co2vuelosAl compensar las emisiones de tu viaje con Aeroméxico, estarás contribuyendo a mejorar la calidad de vida de los habitantes de Nuevo Becal, una comunidad rural en la Selva Maya de Campeche, explica la aerolínea en su página de internet.

Con tu pago adicional en apoyo al Programa Vuela Verde, desarrollamos proyectos para la comunidad, que les permiten conservar sus recursos naturales y no depender de la deforestación para sobrevivir.

Tu dinero se utilizará para implementar tecnologías ecológicas que ayuden a mejorar su calidad de vida y proporcionar alternativas de ingresos que les permitan proteger la selva en lugar de destruirla. La Selva Maya es uno de los pulmones más importantes de México, tomando el CO2 (bióxido de carbono) generado por diversas fuentes, entre ellas la aviación, y transformándolo en oxígeno limpio.

¿Quién opera este programa?

Una vez recaudado, Aeroméxico entrega el pago por compensaciones a Beta Diversidad A.C., una asociación civil sin fines de lucro dedicada a la operación y administración de proyectos para la conservación del medio ambiente. Beta Diversidad está integrada por un equipo multidisciplinario con amplia experiencia en proyectos cuyo objetivo es contribuir significativamente a conservar y restaurar los ecosistemas de México y su biodiversidad así como proyectos de educación ambiental y desarrollo comunitario sustentable.

Con el pago adicional para compensar las emisiones de tu viaje con Aeroméxico se desarrollan proyectos para la conservación de una de las regiones tropicales de mayor relevancia biológica y cultural de Mesoamérica: la Selva Maya.

Extendiéndose a través de más de 4 millones de hectáreas, la Selva Maya es la segunda extensión de selva tropical más grande de América, superada únicamente por la Selva Amazónica.

Sus extensos y diversos bosques brindan refugio a incontables especies, algunas de ellas en peligro de extinción como el pecarí de labios blancos, el tapir, la guacamaya roja, el águila harpía, el mono araña y el mono aullador.

Es uno de los pocos lugares de la Tierra donde viven cinco especies de felinos mayores: jaguar, puma, ocelote, jaguarundi y tigrillo. En cuanto a aves, se han registrado más de 300 especies de las cuales alrededor de 60 son migratorias.

Sumado a la gran diversidad de especies y ecosistemas, la Selva Maya fue el territorio donde floreció la antigua Civilización Maya. Por este motivo, una de sus características sobresalientes es que en ella se mezcla un importantísimo patrimonio natural con vestigios culturales únicos en el mundo.

A pesar de toda la riqueza biológica y cultural de la Selva Maya, muchos de sus pobladores viven en condiciones de extrema pobreza por lo que han tenido que acudir a explotar los recursos naturales que brindan sus bosques para poder satisfacer sus necesidades básicas.

Estas prácticas están poniendo en riesgo la salud del ecosistema provocando que sus macizos forestales disminuyan considerablemente lo cual amenaza la supervivencia de varias especies al mismo tiempo que contribuye a la emisión de gases de efecto invernadero y al cambio climático.

A partir de ahora, si vuelas con Aeroméxico recuerda que puedes contribuir a disminuir el impacto de tu viaje, preservar la Selva Maya y puedes solicitar recibo por el donativo en administracion@betadiversidad.org ó al teléfono (55) 5202 6417.

Deja un comentario