Por qué ya no apoyar a asociaciones creadas por actores

Por Carla Martínez

Como resultado de una investigación realizada por el equipo de periodistas de Carmen Aristegui, Eduardo Sánchez, vocero de la presidencia de la República, informó que la enorme casa de la que habla el reportaje no pertenece al presidente Enrique Peña Nieto, sino a su esposa, la primera dama Angélica Rivera.
Y subraya: “La larga carrera profesional de la señora Rivera Hurtado le ha permitido consolidar su patrimonio personal”.
Pues bien, considerando que la afirmación de Eduardo Sánchez es cierta así como la información en el portal de Presidencia de la República que indica que la primera dama comenzó su carrera a los 15 años, por lo que si mis cálculos no fallan, tiene 45 años de edad y 30 de carrera artística; entonces ¿por qué seguir apoyando fundaciones como VeracruzANA de Ana de la Reguera, Fundación Baja una estrella de Paty Manterola, Ana Dalai de Gloria Trevi, entre otros?
Considerando que tienen la misma trayectoria y carrera que la señora Rivera, los actores y actrices con fundaciones tienen recursos sobrados para apoyar las causas por las que piden apoyo a la sociedad civil, y no es que piense que no hacen una buena labor, me parece que su trabajo es ordenado, bien estructurado y ha obtenido resultados, pero si ser actor o actriz deja recursos como para comprar una casa con valor de 7 millones de dólares, no entiendo porque la sociedad debe apoyar a estar organizaciones de personas que tienen exceso de ingresos como para, de manera individual, dar soporte a sus instituciones.
Al menos ese es el mensaje que a mi me deja la respuesta del vocero presidencial, es clara y contundente: los actores ganan una cantidad extraordinaria por su trabajo, por ello ¿para qué ayudarles en sus asociaciones y fundaciones? Mejor apoyemos a otras ONG´s que sí lo requieran.

Deja un comentario