Impuesto a refrescos no se ejerce

El año pasado se aprobó que los productores e importadores de bebidas azucaradas y refrescos pagaran de Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) un peso por cada litro, lo cual aumentaría el consumo de agua y mejoraría la salud de los pequeños pues se instalarían bebederos con agua potable en escuelas públicas.

Pues bien, a la fecha, el Gobierno de la República no ha instalado un solo bebedero, denunció la promotora de esta iniciativa, senadora Marcela Torres Peimbert.

“En el artículo Sexto Transitorio de la Ley de Ingresos quedó plasmado el compromiso del Gobierno Federal que hasta el momento ha incumplido; recibe el dinero que al parecer ha sido del orden de los 7 mil millones de pesos, en tan solo el primer semestre de recaudación, pero no ha instalado un solo bebedero”, dijo la senadora.

Torres explicó que destinar el 100% de los recursos recaudados por este IEPS a medidas de prevención y acceso a agua potable, es un acto que no sólo justifica el cobro del impuesto sino que también refuerza el compromiso del Estado por la salud de niñas, niños y adolescentes.

La legisladora agregó que un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública indica que, a corto plazo, el consumo de refrescos y otras bebidas azucaradas disminuyó en un 10%, mientras que el consumo de agua potable aumentó en un 13% y que según datos del Instituto Nacional de Salud Pública, la disminución del consumo de refrescos y bebidas azucaradas implicará además un ahorro de 6 mil 600 millones de pesos en un plazo de 10 años en costos directos de atención a problemas de obesidad y enfermedades relacionadas con este padecimiento, y para 2030 se evitarán entre 400 mil y 600 mil casos de diabetes.

Sin embargo, hasta ahora los estudiantes no cuentan con una acceso al líquido vital en los planteles educativos pues no se han ejercido los recursos.

Deja un comentario