Sustentabilidad: del dicho al hecho

Image

En materia de Responsabilidad Social Empresarial y Sustentabilidad la mayoría de las empresas expresan su interés y aseguran que es un tema importante que debe ser aplicado por las compañías para mejorar nuestro entorno.

Así lo demuestra la encuesta Desarrollo Sostenible en México 3.0 realizada por KPMG México a 296 directores generales, consejeros y altos directivos, de diferentes tamaños y giros empresariales; la cual indica que 97 por ciento de los empresarios opinan que la sustentabilidad es relevante y crítica para el futuro de sus compañías, sin embargo solo 36 por ciento lo incluyen en su planeación estratégica.
Además, solo cuatro de cada 10 directivos mencionaron que elaboran un reporte de sustentabilida,d el cual es la base y clave para tener una estrategia y darle seguimiento, en caso contrario los esfuerzos se pierden y la sustentabilidad o responsabilidad social empresarial que aplican las empresas queda como una serie de buenos deseos y acciones dispersas.
Si bien la sustentabilidad y la responsabilidad social empresarial no son temas de riesgo para una empresa, es decir, no implementarlos no afecta sus operaciones; sí deja beneficios tangibles y cuantificables.
La misma encuesta destaca que 22 por ciento de las compañías con madurez alta en el tema indican que aplicar proncipios de sustentabilidad les da una ventaja competitiva en materia de reducción de costos, reputación, cumplimiento de regulaciones y normativas nacionales o internacionales, y relacionamiento con grupos de interés o stakeholders.
¿Dificultad para empezar? No, es más, se puede iniciar un negocio siendo sustentable: usando material reciclable, no imprimiendo material que no lo amerita, reutilizar agua, apagar las luces y equipos de cómputo cuando no se estén utilizando, dar empleo a personas con discapacidad, apoyar a la comunidad añedaña a las instalaciones de la empresa, promover actividades culturales y ecológicas.
Hay muchas cosas por hacer, solamente hay que detectarlas y además considerar las que van de la mano con el “core” u objetivo del negocio, pues la experiencia de la empresa da un valor agregado a las actividades de responsabilidad social de una compañía.

Deja un comentario