Ciudadanos Corporativos generan RSE

La Ciudadanía Corporativa (CC) va de la mano con la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) ya que buscan el mismo objetivo, reintegrar a la sociedad los beneficios que obtienen por las ganancias o logros percibidos en un periodo de tiempo.

El doctor Pedro Francés Gómez, catedrático de la Universidad de Granada explica que la Ciudadanía Corporativa es el concepto que sitúa a las empresas como agentes sociales y políticos, ya que tienen el poder de hacer y ejecutar decisiones colectivas y son el medio vital para muchos ciudadanos que viven de su trabajo en las empresas.

Las Ciudadanía Corporativa entiende a las empresas como entes formados y desarrollados gracias al capital humano y también considera a los líderes de dichas empresas como ciudadanos corporativos, quienes se han dado a la tarea de aplicar la Responsabilidad Social Empresarial desde el surgimiento de sus compañías y como pilar de las mismas.

El ciudadano corporativo pone en práctica comportamientos éticos siguiendo valores y normas que le permiten desarrollar acciones concretas de ayuda social.

Se rige bajo pilares de negocios responsables que promuevan por ejemplo: oportunidades sociales e industriales, progresos científicos, desarrollo académico y responsabilidad con el medio ambiente, entre otros.

El ejercicio de practicar una ciudadanía corporativa responsable inicia por tomar la conciencia y el compromiso de tener como objetivo ayudar a la sociedad.

Favorecer beneficios para todos y retribuirlos se convierte en una ventaja competitiva de la empresa que será agradecida constantemente por la misma sociedad y sus empleados.

Actualmente existe el Woodrow Wilson Award para la Ciudadanía Corporativa, este se entrega a aquellos ejecutivos que, por sus prácticas empresariales, han mostrado una profunda preocupación por el bien común más allá de los objetivos de rentabilidad de su empresa.

Estos líderes empresariales trabajan sin descanso al servicio de su creencia en cuanto a que las empresas privadas deben ser buenos ciudadanos en su localidad y en el mundo en general.

Ellos entienden que la ciudadanía se puede generar desde la promoción y apoyo económico a su ciudad, así como a través del fomento de los lazos entre los diferentes sectores de la sociedad, promoviendo la cooperación y el entendimiento internacional así como mejorar la educación en todos los niveles, explica el Woodrow Wilson Institute.

La CC demuestra que una empresa, además de satisfacer las necesidades de la comunidad, busca el beneficio no sólo de empresas, empleados y accionistas, sino del mundo.

Mexicanos Corporativos: Cinco mexicanos han ganado hasta la fecha el Woodrow Wilson Award.

2004: Lorenzo Servitje, Grupo Bimbo

2005: Lorenzo Zambrano, Cemex

2007: Alberto Baillères, Grupo Bal

2008: Eugenio Garza, Femsa

2010: Alfredo Achar, Comex

Deja un comentario